Vamos a cambiar Canarias.
  
  
diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

NUEVA CANARIAS celebró su congreso constitucional en abril de 2005, en el marco de una profunda crisis política en Canarias, tras la elecciones celebradas el año anterior. El sector dominante de Coalición Canaria había diseñado un pacto estratégico con el Partido Popular, que propició la permisividad de graves incumplimientos postelectorales del PP en Gran Canaria así como el progresivo abandono del espacio nacionalista y de progreso, y la ocupación de un espacio de política insularista y conservadora buscando el reparto del territorio canario entre ambas fuerzas.

Fruto de esas políticas, que, tras un aparente paréntesis, se revalidaron a partir de 2007, ha sido el grave deterioro de los servicios a los ciudadanos: el retroceso del sistema sanitario público, del sistema educativo, la negligente aplicación de las políticas sociales, … Cuestiones que se han visto gravemente agravadas con un alarmante crecimiento del paro y la falta de ideas para hacer frente a la crisis económica, que está sacudiendo las islas como a ninguna otra región del estado español.

Es evidente que existe un espacio nacionalista en Canarias que necesita una expresión política organizada que canalice los importantes sentimientos de identidad nacional canaria que existen en nuestra sociedad y que en muchos casos han sido defraudados por las evidentes contradicciones de los últimos años.

NUEVA CANARIAS nace como respuesta a este estado de cosas. Ante la necesidad imperiosa de recuperar los valores que caracterizan al nacionalismo progresista en Canarias y para enfrentarse a la concepción interesada y especulativa de la política de un Gobierno de Canarias, cada vez más alejado del interés del conjunto de la ciudadanía canaria.
NUEVA CANARIAS plantea desde su inicio la recuperación de los principios éticos y políticos necesarios para remontar la crisis actual, recuperar la confianza en sí misma, desde el convencimiento de que construir una nueva Gran Canaria y una nueva Canarias es posible:

  • Que Canarias necesita de una fuerza política nacionalista, para defender los intereses de todos los canarios frente a la tradicional desidia de los partidos centralistas. Porque no se puede defender a Canarias desde opciones centralistas, como muestra la experiencia histórica de la primera década de nuestra autonomía, que sumió a Canarias en un atraso intolerable en todos los ámbitos.
  •  Que fortalecer Canarias sólo es posible desde las ideas de progreso, desde la modernidad y desde el compromiso, la responsabilidad y desde el bienestar para toda la sociedad.
  • Que Canarias se puede construir desde el equilibrio, el respeto y la solidaridad. Los intentos hegemónicos están condenados al fracaso y representan comportamientos del siglo pasado.
  • Que es imprescindible profundizar en la autonomía de la política frente a los otros poderes, teniendo como objetivo final de nuestra actuación la defensa del interés general.
  • Que hay que defender una democracia auténticamente representativa, en la que los ciudadanos y ciudadanas tengan la oportunidad de expresarse y participar en las decisiones que les afectan no sólo en los procesos electorales, sino en el día a día.
  • Que Canarias necesita que la riqueza que se genera en nuestra tierra sirva para mejorar las condiciones de vida de todos los canarios, no de unos pocos estratégicamente situados como ocurre actualmente.
  • Que hay que mejorar los niveles de renta de la población, posibilitar un tejido empresarial dinámico y moderno, potenciar sobre todo las pequeñas y medianas empresas canarias, impulsando la formación de nuestros jóvenes en una sociedad competitiva y abierta.
  • Que es preciso impulsar la identidad cultural canaria, huyendo de los clichés y estereotipos, así como de las actitudes xenófobas, con una concepción abierta al mundo.
  • Que hay que respetar y potenciar el hecho insular, sin caer en el insularismo. Construir una Canarias fuerte y unida exige defender cada una de las islas, sus singularidades y sus peculiaridades. Este principio exige asumir la defensa y el protagonismo político de Gran Canaria, de sus problemas y aspiraciones, con total firmeza y con absoluto respeto y solidaridad con el resto de las islas.
  •  Que es necesario favorecer y potenciar a las organizaciones que conforman la sociedad civil de canarias como elemento imprescindible de una sociedad democrática.
  •  Que Canarias necesita hacer frente a la dura crisis económica que atravesamos. La intensidad de esta crisis, con sus dramáticas consecuencias de incremento del desempleo, está poniendo de manifiesto las debilidades de nuestro modelo productivo. La mejora de competitividad debe ser un esfuerzo de todos los agentes, públicos y privados, es exigible de las administraciones públicas y especialmente del Gobierno canario el liderazgo y la adopción de medidas para incrementar la productividad de nuestras empresas y modificar gradualmente las bases que han sustentado el crecimiento económico canario de las últimas décadas (construcción y turismo barato). Se trata de promover acciones concretas que se puedan implementar en los próximos tres años y que contribuyan a modificar nuestra estructura productiva hacia la sostenibilidad, impulsando iniciativas de alto valor añadido y poco consumidoras de suelo y que generen al mismo tiempo empleo estable y de calidad. Estas medidas de fomento de la competitividad deben articularse en torno a tres ejes: modernizar y renovar la oferta turística, diversificar e innovar nuestro tejido productivo e internacionalizar nuestras empresas. El turismo es y seguirá siendo nuestro principal sector generador de rentas y empleo siempre y cuando se modernice, mejore su competitividad frente a otros destinos y sepa adaptarse dinámicamente a las rápidas variaciones de la demanda. Pero la adopción de estas medidas exige un Gobierno canario fuerte, diligente y con liderazgo, con capacidad de diálogo y consenso con las otras administraciones (central, insular y local) y con los agentes económicos y sociales. Un gobierno en las antípodas del debilitado y acosado Gobierno que hoy padece nuestra comunidad.

Para ayudar a alcanzar estos principios es para lo que la mayoría de los nacionalistas progresistas grancanarios constituimos NUEVA CANARIAS, como una fuerza nacionalista de adscripción en principio insular. Conscientes de la insuficiencia de una organización insular para desarrollar un proyecto nacional canario, NUEVA CANARIAS se ha trazado como objetivo prioritario una política de alianzas en Canarias con aquellas organizaciones y asociaciones de carácter político que compartan nuestros valores y lo esencial de nuestra visión para la construcción nacional de Canarias.